miércoles, 24 de agosto de 2016

La trilogía de La Reconquista, de José Javier Esparza

En la reseña de hoy toca hablar de la saga de La Reconquista de José Javier Esparza (http://www.josejavieresparza.es/), estando está compuesta por “La gran aventura del reino de Asturias”, “Moros y cristianos” y “¡Santiago y cierra, España!”.


Recientemente se ha desatado en las redes sociales un encendido debate sobre la literatura fantástica, y más concretamente, sobre la basada en el Medievo (y como ejemplo de ello, el siguiente artículo: http://bloj.net/gatasombra/wp/es-que-el-medievo-let-me-tell-you-about-it/). Una parte importante de la polémica trata sobre la falta de historicidad de este género literario, atribuible también  al mundo de los videojuegos. Por todo ello, me he animado a hacer una reseña que tenía pendiente desde hacía un tiempo sobre un gran ensayo del Medievo ibérico.

Al caer el Imperio Romano termina la Antigüedad y empieza la Edad Media, un período que abarca un milenio. Esta época, precisamente por su larga duración, no es ni mucho menos homogénea, por lo que conviene estudiarla cronológica y detalladamente. Pues bien, para quien quiera conocer e incluso ahondar en el Medievo hispánico, la trilogía de Javier Esparza supone una oportunidad perfecta, y por varios motivos.

El primero de ellos es por la amenidad con la que el autor afronta la colosal tarea de escribir sobre cerca de 1.000 años, y todo ello en las 1.709 páginas que suman los tres volúmenes de la saga. La lectura se hace, además de instructiva, muy entretenida, sin hacerse pesada en ningún momento, y con un importante detalle: se recapitula cada cierto número de páginas, tanto en previsión de que el lector haya dejado interrumpida por un tiempo la lectura o se haya hecho un lío con determinadas relaciones entre los distintos reinos ibéricos y sus monarcas, siendo esto algo muy de agradecer. En este apartado, cabe destacar la sinceridad de Esparza al toparse en varias ocasiones con situaciones que admite no saber explicar por falta de fuentes, admitiéndolo abiertamente aunque sugiriendo al lector cual es su razonamiento o hipótesis personal al respecto.


Otra de las bondades de la obra es la amplitud con la que se abarcan los movimientos políticos de la Edad Media en España. Este ensayo va tratando uno a uno los distintos reinos y territorios de la Reconquista desde su principio y a lo largo de su evolución: Asturias, León, Castilla, Navarra, Aragón, el emirato y después califato de Córdoba, las taifas, los imperios Almorávide, Almohade y Benimerín… y además se los pone en relación con otras potencias y territorios, como pueden ser Escocia, Inglaterra, el Imperio Carolingio y más adelante Francia, los distintos estados italianos… Así, se puede tener una magnífica perspectiva del conjunto geoestratégico medieval. Gracias a esta visión panorámica, se nos permite asistir a multitud de alianzas, traiciones, guerras, combates y aventuras, tal y como son las incursiones vikingas en la Península Ibérica, la épica y decisiva batalla de las Navas de Tolosa o las Vísperas Sicilianas y la posterior toma de posesión por parte de la Corona de Aragón del sur itálico. Y todo ello prestando especial atención a los protagonistas de estos hechos, como pueden ser Alfonso el Batallador, Almanzor, el Cid Campeador o el Rey Lobo, sin desmerecer Esparza a personajes femeninos de gran relieve como pueden ser las reinas Toda, María de Molina, Isabel I, la colona Muniadona o las heroínas de Palencia que defendieron su ciudad del ataque del Duque de Lancaster y sus tropas inglesas.

Precisamente con esto último, Esparza añade otro gran detalle a su trilogía: no solo se ocupa de las grandes decisiones políticas de los gobernantes que se van sucediendo, sino que también dedica una buena parte de la obra a la intrahistoria. Para todo aquel que quiera empaparse del día a día de las gentes medievales, esta obra le dará grandes aportes: religiosidad, economía, comercio, cultura, agricultura, ganadería, sociedad o beligerancia tienen cabida en las páginas de estos libros, con su correspondiente evolución a lo largo de los siglos y señalándose las diferencias de unos territorios a otros, tanto ibéricos como ultrapeninsulares. Gracias a esto, se pueden encontrar episodios fascinantes o terribles que tratan  sobre la pesca ballenera de vascos y cántabros, el hecho de que el campesinado ibérico pudiese y tuviese que llevar armas a diferencia de sus coetáneos europeos para protegerse se las razzias enemigas, la herejía albigense, la peste negra…


En conclusión, tanto si queréis introduciros en la Edad Media que forjó España como profundizar en ella, dadle una oportunidad a la trilogía de La Reconquista de José Javier Esparza. Podéis haceros con esta serie de tres tomos de la Esfera de Libros tanto en tapa dura como en edición de bolsillo, con un precio de entre 24 y 21€ en el primer caso, y 12€ en el segundo.

Por último, la dedicatoria que me hizo José Javier Esparza en el tercer y último volumen de la serie durante la Feria del Libro de Madrid de 2014. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 17 de agosto de 2016

Batman: El Caballero de la Venganza, Brian Azzarello y Eduardo Risso

En la reseña de hoy toca hablar de Batman, y más concretamente del tebeo “El Caballero de la Venganza”, obra que cuenta con Brian Azzarello como guionista (https://twitter.com/brianazzarello) y con Eduardo Risso como dibujante (https://www.facebook.com/rissoed).


¿Qué hubiera pasado si en el Callejón del Crimen no hubieran sido asesinados Thomas y Martha Wayne, sino el pequeño Bruce?

A partir de este planteamiento ucrónico Brian Azzarello desarrolla todo el argumento de El Caballero de la Venganza. Y lo hace con mucha imaginación, mostrando, en un genial ejercicio de condensación a lo largo de tres números de 20 páginas cada uno, cómo habría cambiado todo Gotham de haberse dado aquellas circunstancias, y muy particularmente, sus habitantes. El más significativo de estos últimos es Thomas Wayne, que se convierte en Batman como consecuencia del asesinato de su hijo. Y es un Caballero Oscuro muy distinto al habitual, ya que el crimen que lo traumatizó le ha llevado a matar a los criminales en lugar de limitarse a entregarlos a los policías. Así, a las siete páginas de haber comenzado la historieta, conoce el lector que ya no se encuentran en el mundo de los vivos villanos como el Espantapájaros o Hiedra Venenosa. Por otra parte, resulta muy bien llevada la evolución de los demás, siendo uno de los casos más significativos el de Oswald Cobbelpot (ya nunca más “El Pingüino”), aliado de los Wayne contra el crimen o Harvey Dent, que nunca se convertirá en Dos Caras debido a la muerte de Salvatore Maroni. Sin embargo, el Joker es sin duda el personaje que más sorpresas deparará en este comic, y por como cambia su relación con Batman al ser este Thomas Wayne, no dejando indiferente a nadie. La segunda lectura en este sentido se hace muy interesante también, puesto que en ella se descubren datos muy jugosos que en un principio se pasan por alto por no dárseles la importancia que merecen.

Respecto al dibujo, Eduardo Risso tiene un estilo sobrio y recatado, sabiendo dotar muy bien a Gotham de su característico ambiente sombrío e incluso sórdido: repugnantes cloacas, casas abandonadas y amenazantes, cielos sucios… Pero no solo el escenario lo refleja, sino también los personajes y con sus sentimientos de furia, tristeza, derrotismo… Los combates tienen muy buena coreografía, con movimientos muy fluidos que permiten al lector saber cómo se va desarrollando la acción en todo momento. Mención especial merecen los flashbacks, por el modo en que usan en blanco y negro combinado con rojo.

En conclusión, si queréis ver a un Batman con unas motivaciones y conductas muy distintas a las habituales, no dudéis en dar una oportunidad a El Caballero de la Venganza, ya que os sorprenderá. Podéis haceros con esta obra de DC Comics en España de manos de la editorial ECC, por un precio de 4,50€, incluyendo el tomo recopilatorio en sus 64 páginas, además de la historieta en sí, las portadas de los tres números que la componen.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable Brian Azzarello durante el Expocómic de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto   

miércoles, 10 de agosto de 2016

Lirio de Sangre - Locura, de Aixa Vizuete

En la reseña de hoy toca hablar de la tercera parte de la saga Lirio de Sangre: Locura. En caso de que no hayáis leído los tomos primero o segundo, aquí os dejo los enlaces a sus respectivos artículos, para que no os desveléis datos importantes de la trama:




Casandra ha desatado en la ciudad de Firadelia el hechizo de Mosterallia, maleficio también conocido como Sombra del Terror, gracias al cual ha hecho realidad las peores pesadillas de los ciudadanos para atacarlos. Naturalmente, esto ha atraído la mirada de las fuerzas policiales de cuerpos tan distintos como los BAMOS y los FOBOS, que se lanzarán a perseguirla por haber desatado semejante maldición. Cada vez más cerca de ser una vampira y con Víctor cada vez más cerca de perecer por obra de Finite Temperum, Casandra y su grupo no tendrán otro remedio que internarse en el Valle de la Locura, peligrosa y hechizada región en la que, por una parte, esperan dar esquinazo a sus perseguidores, y por otra, hallar soluciones a sus problemas en el Castillo del Saber.      

Si las primeras novelas hacían honor a su nombre, con las numerosas aventuras de Odisea y con una Casandra amnésica que debía recordar quien era en Olvido, Locura tampoco se queda atrás: si el final de la segunda parte era demencial, la tercera parte de la saga va a mantener a lo largo de sus páginas esa sensación.  Sadismo, vengatividad, deleite por la destrucción y ver el miedo ajeno, paranoia, alucinaciones tan vívidas que ya no se saben si son o no reales… todo ello tiene cabida en este volumen, arrastrando al lector a la estupefacción y a no tener ni idea de lo que pueda pasar más adelante. Y todo ello con los habituales buenos diálogos de la saga, sabiendo estos combinar la seriedad con el humor negro cuando es preciso. Así, lo mismo puede quedar reflejada la peligrosidad de los personajes que conversan (como en la página 441) o la comicidad resultante de determinadas pláticas y la forma de describirla (como en la página 636).

En este tercer tomo, igual que en los dos anteriores, los personajes siguen siendo uno de los grandes atractivos de la saga. Además de los principales, de los que cada vez se van sabiendo más detalles, hay una buena hornada de secundarios y no tan secundarios que hacen su aparición, rescatándose también otros de la primera y segunda parte, haciendo las narraciones muy atractivas al ser desde el punto de vista de cada uno, y por ello, con particulares rasgos distintivos. Uno de los más llamativos es Lucián Raez, inspector de policía maldito e intrincadamente complejo, o Santiago Barbero, subordinado del anterior que sufre una evolución que le hace dar un giro de 180 grados. Otros nuevos sirven, además de para mover la acción, también para desvelar datos del pasado, como Vanessa, la hermana de Pablo, cuya aparición nos permite saber más del segundo. Hablando de Pablo: resulta interesante como cambia la perspectiva sobre el vampiro, que sin perder su carácter, queda retratado como temeroso ante lo que puedan hacerle sus congéneres en caso de fallar en su misión, siendo una especie de macho omega entre gente todavía más peligrosa que él. Sin embargo, los personajes que más revelaciones aportan sobre su verdadero ser son por una parte Víctor y por otra David. Si bien ya se entra aquí en lo terreno de lo subjetivo, un servidor debe decir que si bien los datos revelados sobre Víctor son bastante interesantes y pueden dar mucho juego de cara a los siguientes volúmenes, los de David… puede que sean demasiados. Me explico: un personaje ya de por sí curioso y atractivo, un tahúr que se beneficia de una sensibilidad especial para la suerte, aparentemente poco amigo de las trifulcas, se convierte en otra cosa totalmente distinta y demasiado basta para el que estas líneas escribe. Para hacerse una idea de esta transformación, se puede rememorar al jovencito Jack Ripper de El Cuaderno de Tesla de Rocío Vidal. Por otra parte, hay que decir que la autora lleva a cabo una muy buena profundización en el universo que ha creado, al saber aportar con cuentagotas datos sobre la Historia o las leyendas que lo rodean, desarrollando el mundo tras La Frontera sin que se haga pesado, algo muy de apreciar.

En conclusión, si os gustaron los dos anteriores tomos de Lirio de Sangre, no dudéis en haceros con el tercero. Podéis haceros con esta novela de 751 páginas, con una tenebrosa y más que apropiada portada obra de Zalgath, por un precio de 15€ en físico contactando en el siguiente enlace con la autora: http://operacionliriodesangre.blogspot.com.es/2015/06/lirio-de-sangre-locura.html. Y, como muestra, el primer capítulo de Locura, subido gracias a la generosidad de la escritora: http://cirkadia.deviantart.com/art/Lirio-de-Sangre-Locura-2-1-462234221?q=gallery%3ACirkadia%2F14063183&qo=9

Por último, la dedicatoria que me brindó la amable Aixa Vizuete en el tomo en una de sus últimas visitas a Madrid. ¡Gracias de nuevo!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 3 de agosto de 2016

Underdog - Stray, de Noiry

En la reseña de hoy toca hablar de la secuela de Underdog, intitulada como “Stray”, y que al igual que su predecesora, ha sido creada por Noiry (www.noirgraphite.com). En caso de que no conozcáis la primera parte, en vez de seguir leyendo este artículo, pinchad el enlace a la reseña que hice de la misma, a fin de no destriparos el argumento: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2012/03/underdog-de-noiry.html .


Tras haber resuelto su asesinato, Black Dog vagabundea de aquí a allá mientras lidia con Los Corruptos, aprovechando los pocos momentos de descanso que le aporta su nueva vida para visitar a Ada en su iglesia y relajarse junto a ella.

Si en la obra original abundaba sobre todo la acción, el misterio y lo sobrenatural, en Black Dog – Stray predomina lo cotidiano y costumbrista. Y resulta bastante interesante, ya sin tiroteos y conspiraciones, ver a Dog y a Ada conviviendo e interactuando el uno con la otra en situaciones diarias, sin faltar incluso un poco de humor en alguna ocasión. El lector conseguirá ahondar además en cada uno de los personajes, con detalles tan significativos como que Ada agarre la mano de Dog mientras este tiene una pesadilla para tranquilizarlo, o que el antiguo soldado acabe por confiar tanto en la sacerdotisa como para confesarle su verdadero nombre. La única pega que se puede poner a la historieta es su corta duración: sin contar extras, consta solamente de 15 páginas, y si bien hay que decir que están muy bien aprovechadas, la verdad es que dejan con ganas de más.

Respecto al dibujo, Noiry sigue con su buen hacer habitual a la hora de ilustrar personajes estilizados y con unos “ojazos” que contribuyen en mucho a conferir emociones a unos personajes ya de por si expresivos, tanto por sus rostros como por su lenguaje corporal. Cabe destacar el cambio que ha experimentado el perro negro con respecto a la historieta original, menos misterioso y fiero, y mucho más manso y juguetón,  todo ello quedando reflejado en las páginas de la obra. Como punto a corregir en este aspecto, la postura del personaje principal  de la última viñeta, cuya aparición no implica tanta peligrosidad como en la anterior página, en buena parte por su postura, a la que le falta sentimiento. Cuenta el tebeo también con unos cuantos fondos, que si bien generalmente simples son efectivos y que confieren la tranquilidad que este comic implica, con unas buenas labores de entintado y entramado a lo largo de las páginas a su vez.


En conclusión, si os gustó Underdog no dudéis en darle una oportunidad a Stray, tanto por permitir ver a Dog en un ambiente distinto al de la historieta original, como por la nostalgia que atraerá a sus fans volverle a ver con los otros personajes del comic. Podéis haceros con esta obra de 20 páginas (con tres de ellas dedicadas a extras) por un precio de 4,50€, de manos del colectivo de Pussy Crazy Club, ya sea en un evento comiquero al que acuda la autora, o a través de la tienda electrónica de Pussy Crazy: https://pussycrazyclub.com/es/shop/underdog-stray-spanish/

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Noiry durante el Expomanga de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto  

miércoles, 27 de julio de 2016

¡Mira qué dibujo más bonito he hecho mamá!, de Hugo Díaz

En la reseña de hoy toca hablar sobre ¡Mira qué dibujo más bonito he hecho mamá!, libro de dibujos de Hugo Díaz(https://www.facebook.com/ThehugoArtist).


En esta simpática obra Hugo Díaz nos ofrece una serie de ocho ilustraciones, cada una con dos versiones distintas: la original de su yo de 6 años y la actualizada por el dibujante a las 19 años. Este procedimiento tan original como interesante permitirá al lector recrearse la vista con la imaginación de un niño y los pinceles de un adulto, resultando muy divertida la manera de adaptar el material y darle sentido. Siempre se sigue el mismo esquema: se presenta primero el dibujo original de forma muy técnica y con un premeditado academicismo paródico, se da a continuación una versión más realista del nacimiento de la estampa y finalmente se rehace el dibujo con la madurez actual del autor, apareciendo junto a aquel un cuento que lo explique. Y todo con ello con gran imaginación, humor y un buen ejercicio de rememoración.   



Respecto al dibujo, Hugo Díaz presenta en este tomo un estilo simpático y amigable a la vista, perfecto para la ilustración de cuentos infantiles. Cabe mencionar el gran gusto por la mitología clásica, apareciendo figuras como los centauros, pegasos o sirenas de forma realmente entrañable, notándose la influencia de Disney en el ilustrador. Sin embargo, también se notan grandes aportes del propio Díaz, tal y como con las tomateras bailando una conga o con la ilustración de los astronautas y los camellos en el desierto. Si ya de por sí los personajes de la obra son de por sí efusivos y maravillosos, su esplendor aumenta con el coloreado: los cuadros presentados adquieren una mayor viveza, ya sea con escenas marinas con las sirenas jugando cerca de la superficie con un apacible cielo o con una noche esquimal que transmite muy bien el frío.


En conclusión, si queréis un libro de ilustraciones que además de ser bonito sea también original, dadle una oportunidad a ¡Mira qué dibujo más bonito he hecho mamá! Podéis haceros con esta obra de unas 40 páginas en caso de coincidir con el autor en algún evento comiquero por un precio de 12€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable Hugo Díaz durante el Expomanga de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 20 de julio de 2016

El momento de Aurora West, de Paul Pope y David Rubín

En la reseña de hoy toca hablar sobre El momento de Aurora West, tebeo que cuenta al guión con Paul Pope y JT Petty (https://www.facebook.com/Paul-Pope-36801389960 y https://www.facebook.com/pages/J-T-Petty/130479000324074) y en el dibujo a David Rubín (https://www.facebook.com/daredeivid).


Aurora West es la hija de Haggard West, el héroe que defiende la ciudad de Arcópolis de los monstruos que pululan por ella para secuestrar a los niños. Al considerar ya a Aurora como una guerrera capaz tras haberla sometida a un duro entrenamiento, Haggard decide que ya es hora de sacarla a patrullar a su vera. La joven se empezará a adaptar rápidamente a su ocupación como heroína, empezando a indagar esta sobre las circunstancias de la muerte sin resolver de su madre, Rosetta West, a manos de un monstruo desconocido.

Este comic surge a modo de precuela de Battling Boy, obra también de Paul Pope (reseña próximamente) y que sirve al lector para indagar en el pasado de Aurora y Haggard West, así como ahondar en sus personalidades. De hecho, y afirmó esto desde mi experiencia personal, es interesante leer antes la precuela que la obra original, ya que al dúo de padre e hija se le coge mucho más cariño de esta manera, con lo que seguir sus pasos en Battling Boy se hace algo mucho más intenso y emocional.

Volviendo a El momento de Aurora West, es una lectura perfecta para los neófitos en el mundo del tebeo, especialmente para los más jóvenes. Son varios los motivos para decir esto. En primer lugar, no hay que haberse leído otras historietas para comprender la lectura. En segundo lugar, por la trama en sí, que tiene prácticamente de todo: una heroína primeriza con la que es fácil identificarse, una misteriosa muerte que trata de ser resuelta, emocionantes combates contra todo tipo de monstruos… Y todo ello contando de forma muy amena, sabiendo los guionistas cuando es el momento perfecto para introducir el recurso de la analepsis o flashback, descubriendo al lector datos que permiten profundizar en el pasado de los personajes y sus razones de ser.


Al hablar de los personajes hay que empezar por Aurora, ya que los autores hacen de ella una heroína muy interesante: dada su condición de novata, está lejos de ser perfecta, cometiendo errores y tropiezos de principiante… pero se levanta de nuevo, ya que posee una poderosa voluntad, ya sea para proteger a sus conciudadanos o desvelar el misterio tras la muerte de su madre. Y todo ello teniendo que conjugar su vida de justiciera con la de adolescente con estudios, con todas las complicaciones que ello conlleva. El mentor de la protagonista y su modelo a seguir no es otro que su progenitor, Haggard: trasunto de Batman (tiene hasta un “Westmovil”), se enfrenta a las fuerzas del mal con su ingenio, aparatos y  puños, no siendo más que un mero mortal preocupado por defender al género humano. Goza tanto de defectos, como puede ser la minusvaloración de la inteligencia del enemigo, como virtudes, como la buena preparación para el combate con el mens sana in corpore sano y su buena labor como padre confiando cada vez más en las aptitudes de su hija. No faltan buenos secundarios como Svetlana Grately, la hercúlea tutora de Aurora, o por supuesto Rose West, investigadora y científica alrededor de la que gira una parte importante de la trama. Los villanos cumplen perfectamente con su papel como amenaza constante para la seguridad de los más pequeños, cada uno con sus toques particulares que aportan una personalidad especial, manteniéndose el halo de misterio sobre la finalidad de los secuestros que ya aparecía en Battling Boy, y que habrá que esperar todavía para ver resuelta.


Respecto al dibujo, David Rubín  sigue con el personal estilo que ya se podía observar en obras como su versión de Solomon Kane, pero en esta ocasión más evolucionado y con una mayor atención a los detalles, respetando en todo momento lo hecho en Battling Boy por Paul Pope, pero sabiendo adaptarlo para hacerlo suyo. Así, los personajes son tremendamente expresivos, transmitiendo lo mismo pesar y desánimo que concentración y alegría. En este sentido Aurora es la que se lleva la palma: Rubín refleja muy bien las dudas y nervios de sus primeros encuentros con los monstruos, no solo con los gestos faciales, sino con incluso el lenguaje corporal al cometer equivocaciones y torpezas; tampoco se puede dejar de mencionar el buen trabajo que hace el ilustrador a la hora de diferenciar a la Aurora niña de la Aurora adolescente, no solo por el cambio corporal, sino también por las diferencias en lo referente a la forma de moverse y gesticular. Los monstruos, por su parte, tienen unos diseños espeluznantes y dignos de aparecer en pesadillas, abarcando un amplio espectro que va desde lo repugnante a lo simplemente aterrador, sobre todo si eres un infante. Como buen tebeo de acción, no podían faltar las peleas, las cuales rebosan espectacularidad, no faltando en ellas destrucción y/o uso del escenario por parte de los combatientes. En este aspecto, el único defecto que se puede sacar a la obra es que quizás la coreografía de las páginas 79-81 tiene algún detalle que no queda del todo claro, pero salvo por ese caso tan notorio, el resto de duelos se entienden perfectamente.


En conclusión, si queréis un tebeo protagonizado por una heroína bien construida y repleto de acción con una buena dosis de misterio, dadle una oportunidad a El momento de Aurora West. Podéis haceros con este tebeo de la editorial Debolsillo por un precio de 8´95€, incluyendo entre sus 156 páginas, además de la historieta en sí, unos pocos extras con los bocetos previos de David Rubín.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo David Rubín durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 13 de julio de 2016

The Rocketman Project

En la reseña de hoy toca hablar de The Rocketman Project, fanzine obra de varios autores (http://rocketman-project.es/).


The Rocketman Project es una publicación cuyo primer número surgió allá por el año 2013, habiendo salido hasta la fecha un total de 5 tomos. Cada uno de los números de este fanzine tiene una temática distinta: “Inventos” el primero, “Viajes” el segundo, “Sueños” el tercero, “El Mar” el cuarto y “El Bosque” el quinto y último hasta la fecha, aunque esto no impide que todos los volúmenes tengan un elemento en común: el tebeo de The Rocketman.

En este comic de Marco A. Fanjul (https://www.facebook.com/mfanjul), Eugene es un rocketman, un mensajero cuya principal herramienta de trabajo es un cohete propulsor que da nombre a su profesión. Por accidente, un mecánico le instala una pieza equivocada en su aparato de vuelo, lo que hará que Eugene acabe perdido mientras viaja de una dimensión a otra. El tebeo es bastante entretenido al combinar dos elementos distintos entre sí: la sorpresa y la diversión. Así, Eugene tiene que aventurarse en todo tipo de dimensiones alternativas, lo mismo teniendo que verse inmerso en un mundo donde todavía hay dinosaurios o donde hay una guerra entre sátiros y hombres-cerdo, todo ello con bastante humor de por medio. Respecto al dibujo, es muy simpático e imaginativo, con personajes muy expresivos, notándose entre el segundo y tercer número de la serie una importante evolución a mejor.


Salvo por The Rocketman, los distintos tomos del fanzine homónimo solo tienen en común el tipo de contenidos: tebeos y relatos. De los primeros y que no sea autoconclusivo estaría Toxic Kid, de Rafael del Castillo y Mauricio Troncoso, con el original protagonista que siempre ha estado enfermo y que solo empieza a sanar cuando empieza a consumir sustancias perjudiciales para el resto de seres humanos. Otra sería La Marca del Alquimista, de Nacho Felechosa y Marta Velasco, siendo esta una historieta que, sin poder decir demasiado de ella para no arruinarla, mezcla muy bien las conspiraciones y la alquimia con unas ilustraciones tan tenebrosas como brutales. A estas se le suman otras historia cortas y de un solo capítulo, habiendo gustado a un servidor en particular las del cuarto número, el dedicado al Mar, y más concretamente la escalofriante revisión de uno de los cuentos de Hans Christian Andersen en Espinas, de Irene Calleja.

Respecto a los relatos cortos, suelen ser bastante amenos y entretenidos, habiéndolos de numerosos géneros y estilos, de tal forma que todo el mundo puede encontrar uno de su gusto, contando además estos trabajos literarios con algunas estampas que los ilustran. Uno de ellos es El método Manchón, de Rafael Borge, un interesante relato de ciencia ficción que cuenta un novedoso medio para transmitir la inteligencia de una persona a otra. Otro es La suerte, de Paloma Hidalgo, curioso microrrelato sobre la fortuna de divertido desenlace. Tampoco su puede dejar sin mencionar el siniestro Explorador onírico, de Pablo Sanz Martín, en donde el autor expone de forma bastante contundente los peligros de hallar civilizaciones extraterrestres.


En conclusión, si queréis un fanzine entretenido y que os haga pasar un buen rato, dadle una oportunidad a The Rocketman Project. Podéis haceros con cada uno de sus de momento cinco números de variable número de páginas por un precio de 3,50€ el tomo, incluyendo a modo de extra cada número un divertido test en base a la temática del número. Aquí dejo un enlace al primer volumen de la publicación, ya colgado por los generosos autores para todo aquel que quiera disfrutarlo: http://rocketman-project.es/wp-content/uploads/2016/05/trmp1-online-1.pdf

Por último, la dedicatoria que me hizo en el cuarto tomo Marco A. Fanjul durante el Level Up León 2015. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto