miércoles, 19 de julio de 2017

Calipso, de Aixa Vizuete y Haizea Gómez

En la reseña de hoy toca hablar de Calipso, el fanzine obra de la guionista Aixa Vizuete (https://twitter.com/Cirkadia) y la dibujante Haizea Gómez (https://twitter.com/wind_hime_kaze).


La famosa ladrona Lady Chanceuse se estaba tomando unas vacaciones en la isla de Chiribita hasta que la cazadora de recompensas Sin Nombre la capturó. Pero la misión de la esta última está lejos de terminar, puesto que ahora debe entregar a su prisionera a las fuerzas de la ley. Y ello no será fácil: Chanceuse no solamente hará todo lo posible por escapar, sino que otros cazadores estarán al acecho para arrebatarle su presa a fin de cobrarla ellos mismos.

A Aixa Vizuete ya la conocía de la saga de Lirio de sangre, por lo que estaba bastante interesado en ver como se manejaba haciendo tebeos en la faceta de guionista. Y el resultado final es interesante, pues ha demostrado que se puede manejar lo mismo con novelas de más de setecientas páginas que con historietas de cuarenta y seis. Al Igual que con Lirio de sangre, uno de los puntos fuertes de la obra son sus diálogos, por estar llenos de humor, ingenio y mala uva. De la protagonista y Chanceuse cabe destacar lo chocante que resultan sus personalidades entre sí. La primera es toda rectitud y seriedad, mientras que la segunda es engatusadora y frívola. Y, sin embargo, ambas tienen en común estar llenas de recursos y tener una astucia que las ayuda a seguir adelante, ya sea para hacer justicia o intentar huir. De señalar algún defecto sería el referente a los rivales de Sin Nombre: no llegan a suponer en ningún momento una verdadera amenaza para la protagonista y la villana, echándose en falta unos antagonistas más intimidantes o que al menos ofrezcan algún tipo de reto serio. Sobre el mundo donde se desarrolla la trama, una serie de islas que flotan en el aire y que quedan conectadas mediante vehículos aéreos, solamente se puede decir que, si bien es una idea ya vista en otras historias, está bastante bien utilizada y aprovechada.

Respecto al dibujo, Haizea Gómez aporta a la obra un estilo bastante resultón, y que si bien no dedica demasiado espacio a los escenarios, consigue darle bastante expresividad a los dos personajes principales, tanto facial como corporalmente. Lo mismo se puede decir del aspecto de cada una de ellas, con la cazadora de recompensas con una vestimenta ideal para pasar desapercibida y estar cómoda en cualquier misión y con la ladrona, capturada desprevenida en bikini, luciendo mucho más festiva.


En conclusión, si os apetece leer un fanzine entretenido y divertido, dadle una oportunidad a Calipso. Podéis haceros con este tebeo de Rec & Art por un precio de 4€, incluyendo entre sus 56 páginas, además de la historieta en sí, varios extras sobre el proceso de creación del comic.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Haizea Gómez durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017, con la curiosidad de que la autora lo dedicó a nombre de “Diego”. ¡Gracias de nuevo pese al despiste!

miércoles, 12 de julio de 2017

Elfos, de varios autores – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar del primer volumen de la saga de Elfos, el cual contiene los capítulos “El cristal de los elfos azules” y “El honor de los elfos silvanos”.


En primer lugar, en el volumen aparece “El cristal de los elfos azules”, del guionista Jean-Luc Istin (http://www.jeanlucistin.com/) y del dibujante Kyko Duarte (https://www.facebook.com/kyko.duarte). En este tebeo, la elfa azul Lanawyn y el humano Turin se topan durante uno de sus viajes con un espectáculo dantesco: todos los elfos de la aldea de Ennlya han sido asesinados. Mientras buscan al culpable, la también elfa azul Vaalaan deberá enfrentarse a una dura prueba relacionada con la obtención de un cristal mágico.

En este tebeo, las dos tramas principales, es decir, la de Lanawyn y la Vaalaan, están excelentemente desarrolladas en paralelo, mostrándose sucesiva y alternativamente los avances en cada una, hasta que al final, en el clímax, se acaban conjugando en una sola. Así, Lanawyn, que sabe actuar lo mismo de diplomática que de investigadora, se dedicará a indagar sobre la matanza de Ennlya, llevándole sus pasos en pos del culpable a descubrir una siniestra conspiración de la que aquel crimen será el detonante. Al mismo tiempo, la trama de Vaalaan, frente al tono policíaco y político de la anterior, tiene más de viaje iniciático y heroico, con una grandísima sorpresa final para el lector. La relaciones entre los distintos personajes también están muy conseguidas, tal y como se puede ver con Lanawyn y Turin, que gozan de una química excelente, o incluso la de Gal y Rinn, cuyo desarrollo y conclusión se hace bastante realista. Mención especial a los orcos de esta historieta, por alejarse su personalidad de los estándares típicos de la fantasía. Y tres cuartos de lo mismo puede decirse sobre los elfos azules, más abiertos y cercanos que los de otras obras, y con una interesante relación simbiótica con el mar.

Respecto al dibujo, Kyko Duarte aporta un estilo realista y sumamente atractivo que entra rápidamente por los ojos. Los elfos azules, además de por el distintivo color de su piel y sus puntiagudas orejas, son dotados de muy diversos rasgos: atractivo, dignidad, elegancia, gracilidad… En contraste, los humanos yrlaneses son mucho más toscos y burdos, con una más que adecuada apariencia vikinga. Las prendas, armas, barcos o arquitectura de cada uno de estos pueblos también contribuyen a marcar las diferencias entre ambos. Y precisamente a raíz de lo último, vale detenerse un poco en los fondos del tebeo: ya sean escenarios marinos o poblaciones costeras como la impresionante Elsemur, el lector quedará maravillado con su preciosidad, sensación que queda reforzada por una magnífica labor de coloreado. A modo de curiosidad, cabe destacar el hecho de que Duarte le haya puesto a Aamnon, líder de los elfos azules, del rostro de Hugo Weaving, por su característico papel de Elrond en la trilogía de El Señor de los Anillos.



Por otra parte, está “El honor de los elfos silvanos”, del guionista Nicolas Jarry y del dibujante Gianluca Maconi (http://gianmac.blogspot.com.es/). Aquí, la princesa humana Llali desea salvar Eysine, ciudad amenazada por los Reyes del Archipiélago, buscando la ayuda de los elfos silvanos, pueblo con el que el suyo mantuvo una alianza centenaria. Tras adentrarse en el bosque de Duhhan conocerá a Yfass, elfo silvano dispuesto a llevarla ante los Ancianos para reestablecer los lazos entre sus dos pueblos.

Empezando in medias res, esta historieta va poniendo al lector en situación poco a poco a través de varias análepsis o flashbacks. Aunque no de manera tan pronunciada como en el otro capítulo, se ven dos tramas paralelas: el periplo de Llali a través de los dominios de los silvanos por un lado, y el asedio cada vez más agresivo sobre Eysine. La primera explora el entendimiento entre culturas por medio de la empatía a través de la relación entre Yfass y Llali, mientras que la segunda sirve para denunciar el expansionismo avaricioso y especulador. El contraste entre los elfos azules y los silvanos es notable, no solo en lo cultural, sino también en lo moral, guardando este último pueblo un secreto  tremendo, siendo de agradecer  que no todos los elfos sean iguales y que al mismo tiempo se alejen en cierta medida de los estándares marcados por Tolkien. Por otra parte, este comic tiene cierto sabor shakesperiano en sus viñetas, tanto por la relación entre Llali e Yfass en contraste con la que hay entre sus pueblos, la situación de sitio a la que se ve sometida la ciudad de la primera, la crisis que debe atravesar el rey de Eysine para hacer lo mejor por sus súbditos o la relación que este último tiene con el príncipe Elian, su hijo y sucesor en el trono, así como la relación que mantiene este con su hermana, Llali, sin poder olvidar, naturalmente, el desenlace. De criticar algo, sería solamente un detalle: la protagonista, además de con espada, va armada con una pistola, pero no aparecen más armas de fuego en lo que resta de volumen, resultando todo esto en un detalle un tanto raro.

Respecto al dibujo, Gianluca Maconi tiene un estilo más cartoon que el de Duarte, pero igual de agradable a la vista. Este dibujante es capaz de igual manera de ilustrar frondosos bosques que bulliciosas ciudades, así como tranquilos ríos o baluartes amenazados. Con predominio de los verdes y los bronces, el coloreado también está muy conseguido, aunque no permite distinguir inmediatamente si estás viendo humanos o elfos como en el anterior capítulo. Las escenas bélicas también están muy conseguidas, ya se traten de pequeñas escaramuzas o de imponentes asedios, combinando adecuadamente lo violento y lo épico.


En conclusión, si queréis disfrutar de un tomo con dos tebeos llenos de magia y aventura, dadle una oportunidad al primer número de Elfos. Podéis haceros con él gracias a Yermo Ediciones, incluyendo este volumen de 25€, entre sus 114 páginas, las dos historietas mencionadas, que pese a formar parte de una gran saga son, en este caso, totalmente autoconclusivas.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Kyko Duarte durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2016. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 5 de julio de 2017

Isla Rubí: El rubí de sangre, de Nari Springfield

En la reseña de hoy toca hablar de la primera de las novelas de la saga de Isla Rubí: El rubí de sangre, obra de Nari Springfield (https://narispringfield.wordpress.com/).


Años atrás, Jacqueline “Jacky” Laurent fue traicionada por el hombre a quien amaba, Leonardo Schiavone, sobreviviendo por muy poco a la experiencia. Años más tarde, la joven se ha convertido en la capitana del barco pirata La Zorra de los Mares y a cada día que pasa se encuentra más cerca de su ansiada meta: vengarse de Leonardo.

Tras la excelente experiencia de Pandemonium, un servidor tenía ganas de seguir leyendo cosas de Nari Springfield. En este sentido, Isla de Rubí demuestra que la autora es capaz de moverse bien a través de distintas temáticas, pues pasa del terror y la supervivencia en torno a zombis a las aventuras con piratas sin ningún problema.

La lectura es muy amena y ligera, con las aventuras de la capitana Laurent haciéndose en todo momento muy entretenidas de leer, prácticamente sin altibajos a lo largo de las 215 páginas de la novela. Su búsqueda de venganza es interesante por, pese a ser su objetivo primordial a largo plazo, mantenerlo oculto a su tripulación y no impedirle disfrutar del día a día. En este sentido, Jacky, al igual que le pasa a Luffy de One Piece, tiene del pirata histórico poco o nada, pero mucho del pirata romántico: amante de la libertad por encima de todo y leal hasta la muerte a sus amigos. Además de todo esto, Jacky sorprende por su personalidad, muy extrema: en ocasiones puede ser de lo más impulsiva, deslenguada e infantil, pero en otras bien puede actuar como una persona cabal y con ingenio.

Pero Laurent no es el único personaje relevante de la historia. Nari Springfield arremolina en torno a ella una tripulación muy viva, haciendo que los tripulantes de La Zorra de los Mares se comporten entre sí como una gran familia, afrontando festejos y peleas juntos y cuidándose todos entre sí. El sentimiento de familiaridad se hace aún más patente al no ser iguales todas las relaciones que se establecen entre la capitana y su gente de a bordo. Así, con Iñigo, su segundo al mando, Jacky expresa hermanamiento, tanto con las muestras de cariño fraterno como con los chinches, mientras que con Viktor, su navegante, además de ser un gran lugarteniente, también es su amante esporádico. Lo único a criticar en este punto sería lo apresuradamente que se da al lector el trasfondo de los compañeros de armas de Jacky, echándose de menos un poco más de lentitud para presentar el trasfondo de cada uno, el cual es, por otra parte, bastante rico. 

El mundo que rodea a Jacky es rápidamente presentado a través del prólogo de la obra y el mapa que lo precede, con una suerte de mundo alternativo al nuestro (con una Hispania, Galia o Albión no exactas a las nuestras, pero si lo bastante parecidas) y con una Inquisición que, tras controlar todo lo que pasa en las tierras occidentales, le queda únicamente por vencer a los piratas, el único organismo fuera de su control. Todo ello se comenta en unas pocas páginas al principio de la novela, quedando así la autora ya libre para ir dando detalles de las distintas tierras que forman su mundo, con detalles que vamos sabiendo, en buena medida, gracias a los otros piratas con los que se encuentra Jacky. Si bien en este apartado no se puede decir mucho para no estropear sorpresas, lo que sí se puede comentar es la caracterización que se ha hecho de Leonardo, el villano principal: traicionero, cruel, utilitarista, capaz de sacar ventaja de cualquier lado para su beneficio… el perfecto pirata.

En conclusión, si os gustan las historias con aventuras en el mar, con romance y espadas de por medio, no dudéis en dar una oportunidad al primer tomo de Isla Rubí. Podéis haceros con esta obra de Nowevolution por un precio de 15€, incluyendo entre sus 226 páginas, además de la novela en sí, un glosario con los nombres y ocupaciones de los personajes de la misma para el caso de que el lector se pierda. A continuación, dejo un enlace de la editorial en donde se pueden leer las primeras páginas del volumen: http://www.nowevolution.net/home/181-Isla-Rubi-1.html


Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Nari Springfield durante la Feria del Libro de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!