miércoles, 19 de julio de 2017

Calipso, de Aixa Vizuete y Haizea Gómez

En la reseña de hoy toca hablar de Calipso, el fanzine obra de la guionista Aixa Vizuete (https://twitter.com/Cirkadia) y la dibujante Haizea Gómez (https://twitter.com/wind_hime_kaze).


La famosa ladrona Lady Chanceuse se estaba tomando unas vacaciones en la isla de Chiribita hasta que la cazadora de recompensas Sin Nombre la capturó. Pero la misión de la esta última está lejos de terminar, puesto que ahora debe entregar a su prisionera a las fuerzas de la ley. Y ello no será fácil: Chanceuse no solamente hará todo lo posible por escapar, sino que otros cazadores estarán al acecho para arrebatarle su presa a fin de cobrarla ellos mismos.

A Aixa Vizuete ya la conocía de la saga de Lirio de sangre, por lo que estaba bastante interesado en ver como se manejaba haciendo tebeos en la faceta de guionista. Y el resultado final es interesante, pues ha demostrado que se puede manejar lo mismo con novelas de más de setecientas páginas que con historietas de cuarenta y seis. Al Igual que con Lirio de sangre, uno de los puntos fuertes de la obra son sus diálogos, por estar llenos de humor, ingenio y mala uva. De la protagonista y Chanceuse cabe destacar lo chocante que resultan sus personalidades entre sí. La primera es toda rectitud y seriedad, mientras que la segunda es engatusadora y frívola. Y, sin embargo, ambas tienen en común estar llenas de recursos y tener una astucia que las ayuda a seguir adelante, ya sea para hacer justicia o intentar huir. De señalar algún defecto sería el referente a los rivales de Sin Nombre: no llegan a suponer en ningún momento una verdadera amenaza para la protagonista y la villana, echándose en falta unos antagonistas más intimidantes o que al menos ofrezcan algún tipo de reto serio. Sobre el mundo donde se desarrolla la trama, una serie de islas que flotan en el aire y que quedan conectadas mediante vehículos aéreos, solamente se puede decir que, si bien es una idea ya vista en otras historias, está bastante bien utilizada y aprovechada.

Respecto al dibujo, Haizea Gómez aporta a la obra un estilo bastante resultón, y que si bien no dedica demasiado espacio a los escenarios, consigue darle bastante expresividad a los dos personajes principales, tanto facial como corporalmente. Lo mismo se puede decir del aspecto de cada una de ellas, con la cazadora de recompensas con una vestimenta ideal para pasar desapercibida y estar cómoda en cualquier misión y con la ladrona, capturada desprevenida en bikini, luciendo mucho más festiva.


En conclusión, si os apetece leer un fanzine entretenido y divertido, dadle una oportunidad a Calipso. Podéis haceros con este tebeo de Rec & Art por un precio de 4€, incluyendo entre sus 56 páginas, además de la historieta en sí, varios extras sobre el proceso de creación del comic.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Haizea Gómez durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017, con la curiosidad de que la autora lo dedicó a nombre de “Diego”. ¡Gracias de nuevo pese al despiste!

miércoles, 12 de julio de 2017

Elfos, de varios autores – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar del primer volumen de la saga de Elfos, el cual contiene los capítulos “El cristal de los elfos azules” y “El honor de los elfos silvanos”.


En primer lugar, en el volumen aparece “El cristal de los elfos azules”, del guionista Jean-Luc Istin (http://www.jeanlucistin.com/) y del dibujante Kyko Duarte (https://www.facebook.com/kyko.duarte). En este tebeo, la elfa azul Lanawyn y el humano Turin se topan durante uno de sus viajes con un espectáculo dantesco: todos los elfos de la aldea de Ennlya han sido asesinados. Mientras buscan al culpable, la también elfa azul Vaalaan deberá enfrentarse a una dura prueba relacionada con la obtención de un cristal mágico.

En este tebeo, las dos tramas principales, es decir, la de Lanawyn y la Vaalaan, están excelentemente desarrolladas en paralelo, mostrándose sucesiva y alternativamente los avances en cada una, hasta que al final, en el clímax, se acaban conjugando en una sola. Así, Lanawyn, que sabe actuar lo mismo de diplomática que de investigadora, se dedicará a indagar sobre la matanza de Ennlya, llevándole sus pasos en pos del culpable a descubrir una siniestra conspiración de la que aquel crimen será el detonante. Al mismo tiempo, la trama de Vaalaan, frente al tono policíaco y político de la anterior, tiene más de viaje iniciático y heroico, con una grandísima sorpresa final para el lector. La relaciones entre los distintos personajes también están muy conseguidas, tal y como se puede ver con Lanawyn y Turin, que gozan de una química excelente, o incluso la de Gal y Rinn, cuyo desarrollo y conclusión se hace bastante realista. Mención especial a los orcos de esta historieta, por alejarse su personalidad de los estándares típicos de la fantasía. Y tres cuartos de lo mismo puede decirse sobre los elfos azules, más abiertos y cercanos que los de otras obras, y con una interesante relación simbiótica con el mar.

Respecto al dibujo, Kyko Duarte aporta un estilo realista y sumamente atractivo que entra rápidamente por los ojos. Los elfos azules, además de por el distintivo color de su piel y sus puntiagudas orejas, son dotados de muy diversos rasgos: atractivo, dignidad, elegancia, gracilidad… En contraste, los humanos yrlaneses son mucho más toscos y burdos, con una más que adecuada apariencia vikinga. Las prendas, armas, barcos o arquitectura de cada uno de estos pueblos también contribuyen a marcar las diferencias entre ambos. Y precisamente a raíz de lo último, vale detenerse un poco en los fondos del tebeo: ya sean escenarios marinos o poblaciones costeras como la impresionante Elsemur, el lector quedará maravillado con su preciosidad, sensación que queda reforzada por una magnífica labor de coloreado. A modo de curiosidad, cabe destacar el hecho de que Duarte le haya puesto a Aamnon, líder de los elfos azules, del rostro de Hugo Weaving, por su característico papel de Elrond en la trilogía de El Señor de los Anillos.



Por otra parte, está “El honor de los elfos silvanos”, del guionista Nicolas Jarry y del dibujante Gianluca Maconi (http://gianmac.blogspot.com.es/). Aquí, la princesa humana Llali desea salvar Eysine, ciudad amenazada por los Reyes del Archipiélago, buscando la ayuda de los elfos silvanos, pueblo con el que el suyo mantuvo una alianza centenaria. Tras adentrarse en el bosque de Duhhan conocerá a Yfass, elfo silvano dispuesto a llevarla ante los Ancianos para reestablecer los lazos entre sus dos pueblos.

Empezando in medias res, esta historieta va poniendo al lector en situación poco a poco a través de varias análepsis o flashbacks. Aunque no de manera tan pronunciada como en el otro capítulo, se ven dos tramas paralelas: el periplo de Llali a través de los dominios de los silvanos por un lado, y el asedio cada vez más agresivo sobre Eysine. La primera explora el entendimiento entre culturas por medio de la empatía a través de la relación entre Yfass y Llali, mientras que la segunda sirve para denunciar el expansionismo avaricioso y especulador. El contraste entre los elfos azules y los silvanos es notable, no solo en lo cultural, sino también en lo moral, guardando este último pueblo un secreto  tremendo, siendo de agradecer  que no todos los elfos sean iguales y que al mismo tiempo se alejen en cierta medida de los estándares marcados por Tolkien. Por otra parte, este comic tiene cierto sabor shakesperiano en sus viñetas, tanto por la relación entre Llali e Yfass en contraste con la que hay entre sus pueblos, la situación de sitio a la que se ve sometida la ciudad de la primera, la crisis que debe atravesar el rey de Eysine para hacer lo mejor por sus súbditos o la relación que este último tiene con el príncipe Elian, su hijo y sucesor en el trono, así como la relación que mantiene este con su hermana, Llali, sin poder olvidar, naturalmente, el desenlace. De criticar algo, sería solamente un detalle: la protagonista, además de con espada, va armada con una pistola, pero no aparecen más armas de fuego en lo que resta de volumen, resultando todo esto en un detalle un tanto raro.

Respecto al dibujo, Gianluca Maconi tiene un estilo más cartoon que el de Duarte, pero igual de agradable a la vista. Este dibujante es capaz de igual manera de ilustrar frondosos bosques que bulliciosas ciudades, así como tranquilos ríos o baluartes amenazados. Con predominio de los verdes y los bronces, el coloreado también está muy conseguido, aunque no permite distinguir inmediatamente si estás viendo humanos o elfos como en el anterior capítulo. Las escenas bélicas también están muy conseguidas, ya se traten de pequeñas escaramuzas o de imponentes asedios, combinando adecuadamente lo violento y lo épico.


En conclusión, si queréis disfrutar de un tomo con dos tebeos llenos de magia y aventura, dadle una oportunidad al primer número de Elfos. Podéis haceros con él gracias a Yermo Ediciones, incluyendo este volumen de 25€, entre sus 114 páginas, las dos historietas mencionadas, que pese a formar parte de una gran saga son, en este caso, totalmente autoconclusivas.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Kyko Duarte durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2016. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 5 de julio de 2017

Isla Rubí: El rubí de sangre, de Nari Springfield

En la reseña de hoy toca hablar de la primera de las novelas de la saga de Isla Rubí: El rubí de sangre, obra de Nari Springfield (https://narispringfield.wordpress.com/).


Años atrás, Jacqueline “Jacky” Laurent fue traicionada por el hombre a quien amaba, Leonardo Schiavone, sobreviviendo por muy poco a la experiencia. Años más tarde, la joven se ha convertido en la capitana del barco pirata La Zorra de los Mares y a cada día que pasa se encuentra más cerca de su ansiada meta: vengarse de Leonardo.

Tras la excelente experiencia de Pandemonium, un servidor tenía ganas de seguir leyendo cosas de Nari Springfield. En este sentido, Isla de Rubí demuestra que la autora es capaz de moverse bien a través de distintas temáticas, pues pasa del terror y la supervivencia en torno a zombis a las aventuras con piratas sin ningún problema.

La lectura es muy amena y ligera, con las aventuras de la capitana Laurent haciéndose en todo momento muy entretenidas de leer, prácticamente sin altibajos a lo largo de las 215 páginas de la novela. Su búsqueda de venganza es interesante por, pese a ser su objetivo primordial a largo plazo, mantenerlo oculto a su tripulación y no impedirle disfrutar del día a día. En este sentido, Jacky, al igual que le pasa a Luffy de One Piece, tiene del pirata histórico poco o nada, pero mucho del pirata romántico: amante de la libertad por encima de todo y leal hasta la muerte a sus amigos. Además de todo esto, Jacky sorprende por su personalidad, muy extrema: en ocasiones puede ser de lo más impulsiva, deslenguada e infantil, pero en otras bien puede actuar como una persona cabal y con ingenio.

Pero Laurent no es el único personaje relevante de la historia. Nari Springfield arremolina en torno a ella una tripulación muy viva, haciendo que los tripulantes de La Zorra de los Mares se comporten entre sí como una gran familia, afrontando festejos y peleas juntos y cuidándose todos entre sí. El sentimiento de familiaridad se hace aún más patente al no ser iguales todas las relaciones que se establecen entre la capitana y su gente de a bordo. Así, con Iñigo, su segundo al mando, Jacky expresa hermanamiento, tanto con las muestras de cariño fraterno como con los chinches, mientras que con Viktor, su navegante, además de ser un gran lugarteniente, también es su amante esporádico. Lo único a criticar en este punto sería lo apresuradamente que se da al lector el trasfondo de los compañeros de armas de Jacky, echándose de menos un poco más de lentitud para presentar el trasfondo de cada uno, el cual es, por otra parte, bastante rico. 

El mundo que rodea a Jacky es rápidamente presentado a través del prólogo de la obra y el mapa que lo precede, con una suerte de mundo alternativo al nuestro (con una Hispania, Galia o Albión no exactas a las nuestras, pero si lo bastante parecidas) y con una Inquisición que, tras controlar todo lo que pasa en las tierras occidentales, le queda únicamente por vencer a los piratas, el único organismo fuera de su control. Todo ello se comenta en unas pocas páginas al principio de la novela, quedando así la autora ya libre para ir dando detalles de las distintas tierras que forman su mundo, con detalles que vamos sabiendo, en buena medida, gracias a los otros piratas con los que se encuentra Jacky. Si bien en este apartado no se puede decir mucho para no estropear sorpresas, lo que sí se puede comentar es la caracterización que se ha hecho de Leonardo, el villano principal: traicionero, cruel, utilitarista, capaz de sacar ventaja de cualquier lado para su beneficio… el perfecto pirata.

En conclusión, si os gustan las historias con aventuras en el mar, con romance y espadas de por medio, no dudéis en dar una oportunidad al primer tomo de Isla Rubí. Podéis haceros con esta obra de Nowevolution por un precio de 15€, incluyendo entre sus 226 páginas, además de la novela en sí, un glosario con los nombres y ocupaciones de los personajes de la misma para el caso de que el lector se pierda. A continuación, dejo un enlace de la editorial en donde se pueden leer las primeras páginas del volumen: http://www.nowevolution.net/home/181-Isla-Rubi-1.html


Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Nari Springfield durante la Feria del Libro de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


miércoles, 28 de junio de 2017

Islamundo, de Jotadé y David Pérez – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar de Islamundo, webcomic que cuenta al guión con Jotadé (https://twitter.com/Islamundo) y al dibujo con David Pérez (https://twitter.com/dapzcomic).


En la paradisíaca isla de Midalia, los midalios se dividen, dentro de su mundo utópico, en tres castas: los sacerdotes dirigen, los cazadores alimentan y el resto se dedica a disfrutar de la vida. Sin embargo, no todo es tan bello como parece y una inesperada amenaza pondrá a la sociedad midalia en grave peligro junto a todas sus creencias.

Definir Islamundo es más complicado de lo que parece, y más sin destripar datos importantes y sorpresas de la trama. Así, cuando se empieza a leer la historieta, en sus primeros capítulos, uno puede pensar que tratará sobre los cazadores y sus cacerías, o del erotismo al que se entrega el pueblo midalio (el “rito rito”). Pero según van avanzando las páginas, el lector irá descubriendo, poco a poco, que hay mucho más que eso: se encontrará con un guión que incluye mucho misterio e incluso elementos de ciencia ficción. En este sentido, el primer punto fuerte de este comic es lo bien que sabe aunar todos estos géneros en una única obra, pasando a tener todo sentido según van avanzando los capítulos.


A realizar todo este viaje ayudan en mucho los protagonistas del mismo. En primer lugar estaría Siani, una cazadora que empieza a cuestionar todas las leyes y ritos midalios. Antagónico a ella sería el Sumo Sacerdote, hombre que mantiene la natalidad a raya en base a los ritos de su diosa y que quiere que todo siga igual. El repartidor jefe Ionte, que parece una cosa, y luego es otra totalmente distinta, es otra buena muestra de las sorpresas que puede proporcionar este webcomic. E incluso los batus, la presa natural de los cazadores midalios, reservan sus propios enigmas. Todos estos interrogantes son, al mismo tiempo, uno de los mejores elementos de la obra y al mismo tiempo uno de los más angustiosos, puesto que hasta la fecha solamente está disponible la primera mitad de la historieta, no teniendo sus fans otro remedio que ser pacientes. 


Respecto al dibujo, David Pérez tiene un estilo que ha ido evolucionando poco a poco a medida que ha ido creando páginas de Islamundo, con diseños sencillos pero efectivos y llamativos. En este apartado una de las cosas más reseñables es lo bien caracterizadas que están las personalidades  de cada personaje: la bravura de Siani, la sabiduría de Iani-ní, las ganas de pasarlo bien de Voeni… Todo ello queda reflejado de manera espléndida, del mismo modo que el carácter escurridizo de los batus o lo desagradable de cierto ultramundano. Por lo general hay pocos escenarios (con la notable excepción de algunos fondos selváticos) en las viñetas, aunque esto queda compensado con unas excelentes coreografías en lo que a movimiento se refiere.


En conclusión, si buscáis una obra diferente que combina diversos géneros con habilidad y que plantea diversos misterios, dadle una oportunidad a Islamundo. Podéis leer esta obra de dos maneras distintas. En primer lugar, gratuitamente y vía online, como buen webcomic, gracias a la generosidad de sus autores:
http://www.islamundoelcomic.com/post/118218899337. En segundo lugar, a través de su tomo físico y dentro del colectivo NEUH, que cuesta 15€ y contiene, entre sus 206 páginas, además de los primeros diez episodios de la obra que ya están en su web a día de hoy, también el número 11, así como diversos extras, tal y como el proceso de creación de la historieta y homenajes por parte de varios autores.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable David Pérez. ¡Gracias de nuevo!   

miércoles, 21 de junio de 2017

Queronea, de Laura Rubio

En la reseña de hoy toca hablar de Queronea, el tebeo de Laura Rubio (https://www.facebook.com/laurarubioart).


En el año 338 a.C. Filipo II de Macedonia se enfrenta ante los muros de la ciudad beocia de Queronea al mayor desafío de su trayectoria militar: una alianza tebano-ateniense en su contra. La hegemonía griega se decidirá en batalla campal, con la falange macedonia frente a frente con el Batallón Sagrado tebano. El duelo está servido.

Cuando vi anunciado por primera vez este comic sobre la batalla de Queronea, inmediatamente pensé en que tendría una lectura igual que la de 1212: Las Navas de Tolosa. Sin embargo, no ha sido exactamente igual. La historieta, más que una perspectiva global de la lucha, nos aporta la experiencia vivida por Filipo II durante la misma. Aquí es donde está el primer elemento digno de aplauso: Laura Rubio no retrata al rey de Macedonia como un bárbaro bruto (tal y como varias veces ha hecho Hollywood), sino como un hombre complejo. Así, pese a ser un diestro guerrero y general, es también un personaje reflexivo y al que los deberes para con su pueblo le obligan a hacer cosas que él, en un principio, querría haber evitado. Esto último se ve muy bien en la pugna mental de Filipo mientras se ve obligado a batallar contra los tebanos, poco antes sus aliados e incluso amigos hasta la intervención de Atenas por enquistar las relaciones beocio-macedonias. En mostrar esos sentimientos enfrentados dentro de la misma persona, la guionista ha demostrado gran habilidad y esmero, creando con el Teménida un perfecto protagonista de tragedia griega.


Respecto a la batalla, y si bien es cierto que no se muestra un panorama completo de la misma, si que ofrece a los lectores dos de sus momentos claves: el hundimiento de la línea tebano-ateniense cuando los coaligados caen en la trampa macedonia y la resistencia a ultranza del Batallón Sagrado de Tebas hasta las últimas consecuencia contra las tropas de Filipo. Aquí de nuevo el espíritu trágico vuelve a hacer acto de presencia, con una gran dignidad de por medio en lo que a narrar la última batalla del Batallón Sagrado de Tebas se refiere. Lo único a criticar en este punto es el hecho de que, si bien se nota que la autora se ha documentado bastante, tal y como se desprende de varios comentarios que hay al final del volumen a modo de anexo histórico, es una pena que haya datos importantes que no haya introducido en la historieta, como el ya referido enturbiamiento de las relaciones entre macedonios y tebanos vía Atenas.


Respecto al dibujo, Laura Rubio demuestra con esta obra que puede moverse como pez en el agua a través de distintos estilos. Así, en primer lugar, la historieta empieza con la historia de Creso de Lidia a modo de prólogo, de tal manera que el lector se encuentra con unas elegantes viñetas que parecen salidas de ánforas helenas de la Antigua Grecia. Pero más adelante, y a lo largo de casi todo el resto de la obra, las ilustraciones se tornan más terrenales, así como, con la entrañable excepción de la conversación entre Filipo y Epaminondas, más sucias y violentas. De hecho, vale la pena destacar el salvajismo con el que Rubio representa las escenas bélicas, sin atisbo de romanticismo, y con gran truculencia, tal y como con la brutal escena de dos cuervos peleándose por el ojo de un cadáver de un guerrero tras la lucha. La única pega que se me ocurre en este apartado es que, pese a que Filipo y Alejandro Magno son perfectamente identificables en todo momento, hubiera estado bien algunos detalles para distinguir a macedonios, atenienses y tebanos, tal y como por ejemplo las insignias de sus escudos con, respectivamente, la estrella argéada, el alfa y la clava de Heracles. Cabe señalar, por otra parte, la excelente labor de coloreado a partir del amarillo, ocre, rojo y negro, al otorgarle esta paleta al volumen un estilo tan sobrio como bello.



En conclusión, si sois aficionados a la Historia Antigua y queréis saber más sobre Filipo II de Macedonia y la época que le tocó vivir, dadle una oportunidad a Queronea. Podéis haceros con este comic de GP Ediciones por un precio de 14€, incluyendo el tomo entre sus 88 páginas, además de la historieta en sí, el ya comentado anexo histórico. A continuación dejo un enlace de la propia editorial con las primeras páginas de la obra y el tráiler de la misma: http://gpediciones.blogspot.com.es/p/queronea.html

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Laura Rubio durante su sesión de firmas en Generación X de junio de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad! 

miércoles, 14 de junio de 2017

La Odisea en comic, de Carlos Peinado y José Manuel Serrano

En la reseña de hoy toca hablar de La Odisea versionada en tebeo gracias al guionista Carlos Peinado Gil (https://www.facebook.com/carlos.p.gil) y al dibujante José Manuel Serrano Sánchez (https://www.facebook.com/josemanuel.serrano2).


Ulises,  tras luchar en la Guerra de Troya durante diez años, no volvió a Ítaca, la isla de la que es rey, por la furia de Poseidón, dios que lo ha tenido vagando por los mares. Numerosos pretendientes a su trono, dándole por muerto, intentan casarse con Penélope, la esposa de Ulises, para convertirse en monarcas, pese a las reticencias de la reina isleña. Sin embargo, el príncipe de Ítaca, Telémaco, no ha dado tampoco a su padre por muerto, y se dispone a buscarlo para salvarlo y restituirlo en su puesto.

El comic es un fantástico medio para introducir a los más jóvenes de la casa en multitud de temas, desde la Mitología a la Historia y la Ciencia. Pues bien, La Odisea de Homero no es una excepción. Siguiendo el orden in medias res, tal y como la obra original, asistimos al dificultoso retorno de Ulises al hogar para reunirse con sus seres queridos. Aquí es donde hay que nombrar el primer punto fuerte de la historieta: lo bien que sintetiza la epopeya griega en tan solo 60 páginas, explicando las aventuras homéricas de forma amena y entretenida. El único “pero” que le puedo poner a la lectura, por su precipitación, es la parte dedicada al viento de Eolo y su liberación, todo ello en una sola viñeta. Por otro lado, el tebeo ha sabido mantenerse fiel al libro, reflejando muy bien su tono épico y aventurero, pero con aspectos comiqueros muy bien llevados, tal y como los diálogos o el hecho de que las escenas violentas, pese a no ser edulcoradas, no muestran ensañamiento.


Respecto al dibujo, José Manuel Serrano consigue hacer que los lectores, ya conozcan la leyenda de Ulises o las descubran por vez primera, disfruten plenamente de ella: la indumentaria y utensilios de la Antigua Grecia, escenarios de ensueño, criaturas temibles… todo ello lo logra plasmar Serrano con un estilo en el que predomina lo amable salvo en aquellos momentos en donde aparecen los monstruos a los que se enfrentan Ulises y los suyos, adquiriendo esas viñetas una tensión y dramatismo importantes. A destacar el diseño de los dioses griegos, por poderse saber cual es cual con un simple vistazo gracias a su genial diseño.


En conclusión, tanto si conocéis a niños como adolescentes a los que les interese conocer los mitos griegos, como si queréis ver La Odisea desde una nueva perspectiva, dadle una oportunidad a su adaptación en comic de manos de Carlos Peinado Gil y José Manuel Serrano Sánchez. Podéis haceros con esta obra de 62 páginas de la Editorial Verbum por un precio de 12€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Carlos Peinado Gil durante el Expocómic de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 7 de junio de 2017

Chan Prin, de Xian Nu Studio – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar del primer tomo de Chan Prin, el nuevo comic de Xian Nu Studio (http://xiannustudio.blogspot.com.es/).


Zoe Collins es una adolescente que trabaja día y noche junto a su madre en la granja, hasta que un día un carruaje se estrella contra su cerca. Del vehículo sale la princesa Madeleine Basilic, joven que es físicamente igual a Zoe. Ambas, tras una charla, acaban haciendo un trato: mientras Madeleine se va de año sabático, Zoe la sustituirá en su último curso en el instituto Royal Rouse, centro de estudios de la aristocracia, a cambio de un sustancioso pago que ayudará a la madre y a la granja de la segunda. Lo que Zoe no sabe es que Madeleine no es precisamente la alumna más querida del instituto…

Xian Nu Studio dejó con ganas de más a sus fans cuando la trilogía de Bakemono llegó a su fin y si bien con Corazón de Melón se pudo volver a contemplar sus dibujos, no así sus guiones. Con Chan Prin, por otra parte, sus lectores vuelven a disfrutar al completo una vez más del dúo de autoras.

Este tebeo, pese a partir de la conocida premisa de El príncipe y el mendigo, logra rehacerla y renovarla. Así, Madeleine no se hace campesina, sino que se va de vacaciones mientras deja a Zoe al cargo de todas sus obligaciones de forma taimada y artera. Zoe, por otra parte, si bien tiene un carácter indudablemente generoso y noble, también tiene mucho de tosca y burra, provocando no pocos momentos humorísticos memorables. De esta manera, Xian Nu Studio logra un gran contraste entre el dúo gemelo. Ahora bien, esta obra, al igual que Corazón de Melón, está ideada para ir tomando decisiones para que la protagonista hallé (o no) noviazgo. Las opciones a la carta representan un excelente abanico de personajes: el sofisticado y romántico Denis, el tecnológico y luchador Volker, el distante y admirado Drake o la dulce y laboriosa Indira. Un elenco de lo más completo y variado, hecho para todos los gustos. En este apartado, lo único a señalar negativamente es el hecho de que la toma de decisiones en este primer tomo puede ser difícil de detectar, por lo que sería interesante para el siguiente número hacerla más evidente y clara. Pero lo que más llama la atención de esta saga es que habrá diversos tomos para amoldarse a las decisiones de los lectores a modo de finales alternativos, algo que sin duda será digno de ver.


Pero además de jugar con las citas y los amoríos, Chan Prin tiene otros elementos relevantes: mucho humor y una pequeña pero intrigante dosis de misterio. Las situaciones humorísticas son simplemente desternillantes, con una Zoe muy basta en sus contestaciones y maneras, haciéndose estas todavía más divertidas por las reacciones que provocan en la gente de la alta sociedad. Del misterio de esta primera entrega se pueden citar dos ejemplos principales: el origen misterioso de Zoe y Madeleine, y así como otro que aparece al final del volumen y que no se debe desvelar en esta reseña.

Respecto al dibujo, Xian Nu Studio sigue con ese característico estilo manga que rápidamente entra por los ojos, sabiendo lo mismo aportar dramatismo a los momentos más serios, ternura a los más cálidos o despiporre a los cómicos. Cabe destacar el glamur que los lápices imbuyen al instituto Royal Rouse, con sus elegantes vestidos, sus suculentos manjares o sus lujosas instalaciones, aunque es una pena que estas últimas no salgan en más viñetas. Los personajes gozan de gran expresividad, tal y como se puede ver con Volker (borde o épico), Zoe (cafre o pánfila) o Chanel Four y Bridget Dior (aparentando clase o siendo unas malas pécoras), así como de diseños muy interesantes en base a distintos países y culturas, tal y como con Denis a lo francés napoleónico o Indira a lo hindú. Una lástima que la obra no sea en color para apreciar mejor lo último, aunque la verdad es que en blanco y negro la historieta también es resultona.


En conclusión, si os gustan los romances con enredos, mucho humor y un poco de misterio, dadle una oportunidad al primer tomo Chan Prin. Podéis haceros con este manga de Ediciones Babylon por un precio de 7,95€, incluyendo entre sus 188 páginas, además de la historieta en sí, varios homenajes de artistas invitados, ya sean ilustraciones sueltas o pequeños comics. A continuación dejo las primeras páginas del volumen, para aquellos interesados en hojearlas: https://es.scribd.com/document/338888244/Cha-Prin-de-Xian-Nu-Studio

Por último, la dedicatoria que me hicieron las dicharacheras chicas de Xian Nu Studio en el tomo durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. ¡Gracias de nuevo!

lunes, 5 de junio de 2017

Firma de "Grandes cargas de la caballería española" en la Feria del Libro de Madrid de 2017

Este jueves 8 de junio, entre las 18:00 y las 21:00, estaré dedicando ejemplares de Grandes cargas de la caballería española a todos aquellos que queráis tenerlo firmado en la Feria del Libro de Madrid, y más concretamente, en el puesto número 148, el de Editores de Castilla y León.


¡Allí nos vemos!

miércoles, 31 de mayo de 2017

Iron Shoes, de Daniel Parra, Rafael Lindem y Andrés Garrido

En la reseña de hoy toca hablar de Iron Shoes, tebeo que cuenta al guión con Daniel Parra (http://ironshoescomicsaga.blogspot.com.es/) y Rafael Lindem (http://rafaellindem.blogspot.com.es/) y al dibujo con Andrés Garrido (https://www.facebook.com/andres.garridomartin).


En una Inglaterra futurista y oscura, Ronny es una niña que sobrevive día a día tanto a un padre alcohólico como al racismo. Un buen día, conoce Balthasar, joven enfermizo de más o menos su edad, y traba amistad con él. Con el tiempo, Ronny confía a su amigo su plan maestro: buscar un lugar alejado de la violencia y los agentes químicos de las guerras para vivir en él.

Si bien esta obra ya empieza con una premisa oscura, no es hasta la sexta página de la historieta cuando el lector se da cuenta de hasta qué punto: en el colegio Ronny está leyendo un libro, con el sello gubernamental de la Alianza Occidental y titulado Cómo ser mamá con trece años. Y eso como una simple muestra, puesto que el mundo de Iron Shoes es terriblemente despiadado: abusos, guerras, miseria… La sensación de angustia y desolación están muy bien conseguidas, con un marco adverso muy logrado. Sin embargo, dentro de él también hay un hueco para la esperanza, personificado este a través de Ronny y Balthasar, cuya amistad se hace tan real como entrañable. Son estos dos, junto con Theodore (el abuelo del segundo) los personajes con los que más fácil es simpatizar: machacados por los tiempos tan aciagos que les han tocado, pero dispuestos a seguir delante de una forma u otra y, en el caso de los dos niños, dispuestos a vivir una aventura enorme hacia un destino tan recóndito como lejano. Tampoco se puede olvidar al villano más visible del tomo, Marion Giamatti, que pese a ser bastante enojoso y desagradable, se llega a sentir lástima por él gracias a la buena labor de los guionistas.


Respecto al dibujo, Andrés Garrido aporta al tomo el mismo estilo violento y descarnado que ya ofreció en Onus, pero evolucionado y perfeccionado. Así, este dibujante demuestra una vez más su buen hacer en lo que a ciencia ficción se refiere, tal y como se puede ver en la miríada de transportes y máquinas futuristas. Por otra parte, Garrido sabe conferir a las viñetas del tomo un aire decadente y viciado que complementa perfectamente al guión, más si cabe con su gran uso de blancos, negros y grises. Las secuencias de acción, si bien con algunos desmembramientos bastante hiperbólicos, están por lo general muy bien llevadas a cabo, ya estén integradas por persecuciones motorizadas, tiroteos e incluso batallas campales. Por destacar algo, sobre todo por su contraste con la tónica general del comic, las escenas de Ronny y Balthasar, por su cercanía y cordialidad.


En conclusión, si queréis una historia de ciencia ficción llena aventuras y desventuras, con un mundo sombrío pero en el que todavía hay esperanza, dadle una oportunidad a Iron Shoes. Podéis haceros con este tebeo de 64 páginas de la editorial Cazador de Ratas que deja con muchas ganas de una continuación por un precio de 9,50€. Si queréis saber más del universo de Iron Shoes y de su rico trasfondo, echad un ojo en su web de forma totalmente gratuita: http://ironshoescomicsaga.blogspot.com.es/.


Por último, la dedicatoria que me dibujó en el tomo Andrés Garrido durante la Feria del Libro de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

miércoles, 24 de mayo de 2017

Hoy es un buen día para morir, de Colo

En la reseña de hoy toca hablar de Hoy es un buen día para morir, tebeo obra de Jesús Colomina “Colo” (https://www.facebook.com/jesus.c.orgaz).


Durante una de sus investigaciones en el Ártico, la compañía farmacéutica Rex Lab ha encontrado congelado un virus prehistórico. Este, bautizado como “Mal de la Tristeza”, provoca en sus víctimas una brutal depresión que acabará terminando con sus vidas. Con gran inconsciencia, la empresa propagará el virus en determinados puntos del planeta con las miras puestas en enriquecerse con sus vacunas. Lejos están los directivos de Rex Lab de saber que van a desatar una pandemia tan global como destructiva sobre el planeta.   

Lo primero que se me viene a la mente a la hora de definir este tebeo es la palabra “desesperación”. Jesús Colomina no ha creado simplemente una situación apocalíptica sumamente terrorífica: la ha creado en medio de una sociedad tan distópica que da miedo pensar que algunos puntos se esté volviendo reales. Así, por ejemplo, los poderosos comenten abusos sin temor a represalias, la ciudadanía es, bien indolente gracias a las nuevas tecnologías, bien tan corrupta como los opresores anteriormente mencionados. Pero, sin duda, uno de los elementos más llamativos (e importantes) del relato es el hecho de que casi toda la gente haya perdido la pasión por vivir, olvidando sus verdaderos y más profundos sueños, ilusiones y deseos para, simplemente, sobrevivir.


Si tan sobrecogedor como real se hace el marco de la obra, los personajes que transitan por él no lo son menos. Estos pueden dividirse en varios grupos: los trabajadores de Rex Lab integrarían el primero, seguidos por el grupo de amigos y músicos que pretenden sacar un disco, sin olvidar, por otra parte, a las personas que rodean a unos y otros. Los primeros podrían considerarse, bien los villanos de la historieta, bien sus colaboradores más o menos directos, mientras que los segundos y los terceros podrían considerarse aquellos a quienes les toca pagar por las faltas de otros. En cualquier caso, Colo logra que cada personaje sea único, y lo que es más importante, interesante, tanto en solitario como a la hora de interactuar con otros. Y como ejemplo de esto último, las conversaciones de Luz con su padre, o las del señor Bona con Yoyo.


Narrativamente hablando, la obra podría dividirse en tres partes. En la primera sirve para presentar a los personajes, su telón de fondo y el virus. El segundo tercio del comic, además de desarrollar a los personajes, empieza a mostrar como el control del “Mal de la Tristeza” se le ha ido de las manos a Rex Lab, dando paso al comienzo del fin. Las partes hasta ahora señaladas, pese a ser interesantes, podrían ser calificadas de “lentas”. No pasa lo mismo con el último tercio de la obra: es simplemente trepidante, sin dar descanso al lector, que prácticamente devora un desenlace donde se puede observar lo mejor y lo peor del ser humano… y en el ningún personaje, ni siquiera los protagónicos, tiene asegurada la supervivencia.


Respecto al dibujo, el estilo de Colo es seco y sombrío, ideal para la historieta que le toca plasmar. A esto hay que sumar el predominio general de diversos tonos de gris y marrón, logrando así  el coloreado acentuar las páginas del espíritu distópico más arriba mencionado. El ritmo anteriormente mencionado también se ve reflejado a lo largo de las viñetas: las de los primeros capítulos suelen ser más tranquilas y estáticas, mientras que las últimas son mucho más movidas e impactantes, aunque todas en su conjunto transmiten una sensación cinematográfica.


En conclusión, Hoy es un buen día para morir es una lectura compleja, y que si bien no es para todos los públicos por ser un tebeo duro, no dejará indiferente a nadie gracias a sus buenos personajes, su lograda ambientación, su más que espectacular final y los mensajes que permite sacar en claro. Podéis haceros con este tebeo de manos de la editorial Dibbuks por un precio de 30€, incluyendo entre sus 384 páginas, además del comic propiamente dicho, un original extra: un CD con las canciones que toca el grupo de música protagonista interpretadas por el autor y sus amigos.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Colo durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2016. ¡Gracias de nuevo!



P.D. También debo darle las gracias a Francisco Javier Illescas, por descubrirme la obra a través de su fantástica reseña en Fantasymundo, puesto que sin ella no estaría este volumen en mi estantería.

miércoles, 17 de mayo de 2017

¡Por Crom! Aventuras épicas de un heavy rolero, de Andrés Palomino

En la reseña de hoy toca hablar de ¡Por Crom! Aventuras épicas de un heavy rolero, tebeo obra de Andrés Palomino (https://www.facebook.com/andres.psn).


Dentro de las tiras cómicas de Las Crónicas de PSN, uno de sus personajes secundarios se hizo con un hueco especial entre los lectores: Tonino. Este joven destaca por su fanatismo hacia la obra literaria de Robert E. Howard (y particularmente su personaje Conan el Bárbaro) y la música heavy metal, así como por atreverse a desempeñar todo tipo de oficios en donde dejará notar su encanto cimmerio.  


Conocía el webcomic de Las Crónicas de PSN solamente de oídas hasta que, en el último Expocómic, tuve la oportunidad de hacerme con un recopilatorio sus tiras, todas ellas protagonizadas por Tonino. Y leer este tomo ha sido una experiencia francamente divertida y disfrutable.


¿Habéis conocido alguna vez una persona de extremos? ¿Esas que, por ejemplo, dividen las películas exclusivamente entre obras maestras y porquerías? Pues Tonino es una de ellas. Y, precisamente por esa desmesura, su día a día es tan divertido de leer, más si cabe atendiendo a los diversos oficios que ha ido desempeñando a lo largo de todos los años que  Las Crónicas de PSN ha estado a disposición de los fans desde sus inicios allá por 2008: dependiente de FNOC, camionero, vigilante cívico, croupier, teleoperador, carretillero… Y en medio de todas estas ocupaciones, destaca el ingenio de Andrés Palomino como guionista para crear situaciones desternillantes con respecto a cada empleo, llenando los chistes con muchas referencias literarias, roleras y musicales. De hecho, el tebeo es un más que interesante repaso de todas estas materias a lo largo de la última década, tanto en lo referente a la actualidad de varios grupos famosos como a lo más novedoso de juegos de mesa. El humor va variando desde el más gamberro hasta el más ingenioso, consiguiendo sacar desde sonrisas a risotadas las ocurrencias y excentricidades de los protagonistas de las tiras, con numerosos guiños a la nostalgia.


Respecto al dibujo, el estilo de Andrés Palomino es simple y sencillo, aunque sirve perfectamente a su propósito, es decir, hacer de soporte para los chistes y sus bromas. Así, pese a lo minimalista de sus escenarios, el dinamismo de los personajes ya transmite todo el apoyo que necesita el guión.


En conclusión, si queréis pasar un rato divertido, con numerosas referencias que van desde lo cinematográfico a lo literario, dadle una oportunidad a Las Crónicas de PSN. Podéis leer este webcomic gratuitamente gracias a la generosidad y periodicidad de su autor vía online (http://www.cronicaspsn.com/), así como en papel a través del tomo físico aquí reseñado. Cuesta este volumen 9´90€, contando el susodicho con un total de 186 páginas, entre las cuales se incluyen, además de las tiras protagonizadas por Tonino, algunos homenajes a la serie por parte de dibujantes invitados.


Por último, la dedicatoria que me hizo en el tebeo el amable Andrés Palomino durante el Expocómic de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 10 de mayo de 2017

Aartha: Chronicles of the No Lands, de Nax y Pedro R. M. Andreo – Tomos 5, 6 y 7

En la reseña de hoy vuelve a tocar hablar de Aartha: Cronicles of the No Lands, la saga de tebeos que cuenta con Nax al guión y con Pedro R. M. Andreo al dibujo (https://www.facebook.com/PedroRMAndreo/). En caso de que no hayáis leído los anteriores números, aquí os dejo un enlace a la reseña que hice de los mismos, a fin de que no os destripéis las tramas de los números más avanzados:




Jago ha desatado el caos y la destrucción en la Academia Imperial de Kreeg. Durante una sesión de entrenamiento, sus habilidades, fuera de control, han herido y mutilado a varios de los que le rodeaban, y solamente la intervención del espadachín Garret Meridor evita un desastre mayor. A raíz del incidente, numerosas facciones se fijarán en el joven, desde el Culto a Risha a la Orden de Primus, así como otras fuerzas en las sombras.

En esta serie de tomos ocurren no pocas cosas importantes. Así, en el sexto, se descubre el motivo que empuja al Imperio de Korns a ser tan beligerante y expansionista, estableciendo Nax muy bien el trasfondo que hay tras este Estado. En los otros dos números, además, se sigue presentando un buen abanico de personajes, como el carismático dúo de Bode Nalk y Rock, y se indaga en los ya presentados, tal y como con la papisa Augusta. Por otra parte, todos ellos siguen moviéndose en la partida de ajedrez que lleva gestando el guionista de la saga desde el principio de la misma, con el lector ya pudiendo empezar a captar hacia donde se dirige esta gracias a la lectura combinada del quinto y sexto volumen. Eso sí, todo apunta a que será el octavo número el que verdaderamente empezará a aportar respuestas.


Respecto al dibujo, Pedro R. M. Andreo, vuelve a deleitar a los lectores con espectaculares peleas, ya sea pequeñas escaramuzas y duelos, e incluso una gigantesca y épica batalla con dos ejércitos frente a frente, con la brutalidad característica de los anteriores números del tebeo. Lo mágico también se puede recalcar en el aspecto violento así como en el simplemente espectacular, por todo lo que tiene que ver con, por ejemplo, los Mensajeros Imperiales, apartado este donde la asistencia en los colores de Xabi Gaztelua es más que llamativa y bienvenida.


En conclusión, si os gustaron los anteriores números de Aartha: Chronicles of the No Lands, no dudéis en también haceros con estos tres. Os podéis hacer con estas historietas de No Lands Comics, con una cuarentena de páginas, por un precio de 4€ por ejemplar.

Por último, las dedicatorias que me hicieron los simpáticos Pedro R. M. Andreo y Xabi Gaztelua en los tomos durante eventos varios. ¡Gracias de nuevo!